El dedito sin uñita: canción infantil para dejar de comerse las uñas

Comerse las uñas es una enfermedad emocional relacionada con la ansiedad que afecta a las tres áreas de la salud, según la definición de la OMS, de los niños y niñas:
  • La física con infecciones frecuentes en los dedos y a través de la boca porque ingieren todo lo que tocan, además de que son más propensos a tener lesiones y heridas al no disponer de la protección de las uñas.
  • La psíquica porque entran en un bucle obsesivo-compulsivo vinculado a la ansiedad, del que les cuesta mucho salir.
  • La social, porque acaban escondiendo sus manos y perdiendo la expresividad no verbal con las mismas, así como dejando de hacer algunos juegos y actividades por miedo a que les duelan los dedos.
Desde Clave de SOLidaridad hemos compuesto una canción de estilo andalusí-flamenco en la que tratamos de fomentar la empatía con los propios dedos, como si fueran seres animados, la toma de conciencia del daño que les hacemos y nos hacemos a nosotros mismos. En la primera estrofa hablamos de la tristeza y la soledad social de los deditos sin uña, en la segunda estrofa del miedo a los dientes que les acechan, en la tercera de los bichitos que atacan a los dedos débiles (infecciones) y en la cuarta el mensaje positivo de todo lo que se puede hacer con unos dedos que tienen sus uñitas arregladas, ni muy grandes (porque arañan y cortan) ni chiquitas (porque no nos protegen).

Esperamos que este tema sea de utilidad, tanto para educadores como padres y madres de familia. Os dejamos con ella: