Vamos a escuchar el corazón: nueva canción y vídeo didáctico de Emoticantos para trabajar la auto-conciencia emocional en los niños y niñas

Esta nueva canción da muchas pistas a los niños y niñas acerca de los cambios fisiológicos que nos producen las diferentes emociones, sobre todo los cambios relacionados con el pulso o ritmo del corazón.

En cada una de las estrofas juega en el elemento de comparación / contrarios, que tanto gusta a los más pequeños y que tan buenos resultados didácticos tiene: si estoy contento mi corazón late más deprisa, y si estoy triste más despacio. Si me enfado se me alborota, y se calma cuando me tranquilizo. ¡Y si estoy asustado o tengo miedo, late tan fuerte que parece que se va a salir! La sincronía emocional de los corazones cuando queremos a alguien o estamos muy a gusto con alguien también se trabaja: los ritmos se igualan, los estados emocionales de algún modo se contagian.

Y en la tercera estrofa un recuerdo para los mayores y para los que están por llegar, apostando por el cuidado y por la vida que late y lucha por vivir, que quiere hacerse mayor también.

Las imágenes de los niños meditando en el estribillo nos invitan, mediante esta herramienta meditativa, a centrar nuestra atención en el latido de nuestro corazón así como nuestros cambios fisiológicos en general: respiración, movimiento, etc.

Espero que, como los demás Emoticantos, os aporte valor pedagógico en lo emocional y prosocial.